fbpx

Diccionario Económico

Todo lo que necesitas saber para empezar

Diccionario económico

Hablemos el mismo idioma para poder entendernos

Las acciones de algunas sociedades cotizan en bolsa y por tanto se negocian entre el público general. El precio de un acción cotizada en bolsa representa la confianza o desconfianza que tengan los inversionistas ante el desempeño de la empresa emisora: expectativas ante los dividendos futuros, ampliaciones de capital, desenvolvimiento en el mercado, etc. Las acciones son un instrumento de renta variable, lo que quiere decir que no hay establecido por contrato una retribución económica al accionista. La retribución dependerá de cómo sea la situación que atraviesa la compañía. Si la sociedad lo cree conveniente repartirá dividendos (rendimiento de la operación) y, en caso contrario, no se recibirá ninguna retribución. Se es socio de la sociedad siempre que se mantengan las acciones.  

Activo financiero es un instrumento financiero que otorga a su comprador el derecho a recibir ingresos futuros por parte del vendedor. Es decir, es un derecho sobre los activos reales del emisor y el efectivo que generen.

Los activos financieros tienen tres características fundamentales; liquidez, rentabilidad y riesgo. Cada una de ellas puede variar según el tipo de activo financiero. Además, existe una fuerte relación entre rentabilidad, riesgo y liquidez. Según la magnitud de una afectará a la otras. Por ejemplo, un activo financiero menos líquido tendrá más riesgo y por tanto exigirá una mayor rentabilidad.

Agencia de valores, son empresas de servicios de inversión (ESI), que actúan como intermediarios en los mercados financieros. Tienen forma de sociedad anónima, con un capital mínimo de 300.000 o 500.000 euros (según el alcance de las actividades que tengan intención de realizar).

Las agencias de valores pueden tramitar órdenes de compra o venta de valores por cuenta de sus clientes, pero no están habilitadas para operar por cuenta propia. Además de la recepción, transmisión, ejecución de órdenes y gestión discrecional e individualizada de carteras por cuenta de terceros, pueden ofrecer servicios de asesoramiento sobre inversiones en valores negociables u otros instrumentos, mediar en las emisiones y ofertas públicas de venta, llevar el depósito y administración de valores negociables y otros instrumentos, etc.

El análisis chartista es la rama del análisis técnico que estudia los patrones que se forman en las cotizaciones bursátiles. La palabra chartista es un anglicismo proveniente de la palabra chart, que significa gráfico.

Las figuras chartistas, junto con los indicadores bursátiles forman el análisis técnico.

Las figuras chartistas se pueden clasificar en base a dos criterios. Primero, según sus implicaciones. Y segundo, según su complejidad. Según su implicación dependiendo de si el patrón indica final de la tendencia, continuación o no necesariamente alguna de las anteriores. Y según su complejidad si el patrón está formado en pocos periodos o en muchos periodos. Esta última clasificación diferencia a los patrones que se expondrán a continuación y a los patrones de velas japonesas.

Análisis fundamental, metodología de análisis bursátil, basada en la consideración de que lo que determina la evolución de los precios en los mercados es la situación intrínseca de las empresas y de la economía.

Por tanto, para tomar decisiones de inversión se realizan valoraciones de las compañías, a partir de las informaciones disponibles (cuentas anuales, noticias, perspectivas del sector, indicadores macroeconómicos, etc). Para llevarlo a cabo se utilizan distintos modelos de valoración; la elección de éstos, así como la de las variables que incorporan, constituye una decisión personal del analista.

El análisis técnico es un tipo de análisis bursátil que estudia los movimientos de las cotizaciones a través de gráficos e indicadores basados en los precios de los activos. 

Dicho en términos más sencillos, un activo que cotiza en bolsa (por ejemplo, una acción) se mueve en distintas direcciones. Unas veces sube, otras veces baja y otras veces no se mueve. El análisis técnico lo que hace es analizar esos movimientos de subida, de bajada o de movimiento lateral, para intentar predecir cuál será el movimiento futuro. Claro que, para analizar esos movimientos utiliza diversas herramientas, las cuales veremos más tarde.

Apalancamiento financiero en términos generales, se refiere al efecto que el endeudamiento tiene sobre la rentabilidad. En los mercados de valores, hace referencia al hecho de que con pequeñas cantidades de dinero puede realizarse una inversión que se comporta como otra de un volumen muy superior.

Por ejemplo, es lo que ocurre al adquirir opciones o warrants: pagando una pequeña cantidad (la prima), el inversor tiene la posibilidad de obtener el mismo resultado que si hubiera comprado o vendido valores cuyo volumen de mercado es mucho mayor. Mientras llega el vencimiento de la opción, el inversor puede obtener rentabilidad del dinero que aún no ha tenido que desembolsar para la adquisición de los valores.

Así, una inversión en warrants puede ser mucho más rentable que la misma inversión en el subyacente, si los mercados evolucionan favorablemente a su posición; pero a cambio aumenta el riesgo, y la posibilidad de perder toda la inversión si la evolución no es la esperada.

El ATR o promedio del rango verdadero es un indicador bursátil de tipo oscilador creado por J.Welles Wilder que se utiliza para predecir la evolución futura de un activo financiero a través de la medición de la volatilidad en los precios.

El ATR ofrece al inversor señales de compra y de venta en base a lavolatilidad diaria, teniendo en cuenta la dispersión de los precios en una sesión normal de trading con respecto al precio medio.

El ATR se calcula y se mide teniendo en cuenta el valor más grande (mercado alcista) o más pequeño (mercado bajista) en la búsqueda del rango verdadero a través de un promedio de X sesiones teniendo en cuenta las siguientes variables:

  • El máximo de hoy menos el mínimo de hoy.
  • El máximo de hoy menos el cierre de ayer.
  • El cierre de ayer menos el mínimo de hoy.

Es importante mencionar que el indicador no predice la dirección del precio pero sí que intenta medir su volatilidad. Además, los períodos de cálculo más comunes utilizados son los de 14 y 20 sesiones.

Se calcula con la siguiente fórmula:

ATR

Las bandas de Bollinger son un indicador de inversión tendencial de tipo técnico, que se utiliza para predecir la evolución futura del precio de un instrumento financiero.

Está compuesto por tres bandas (superior, media e inferior) y permiten ver de forma dinámica cómo varía una serie de datos o precios en relación a la banda media. La distancia hacia arriba y hacia abajo respecto a los precios depende de la volatilidad de éstos.

 

Los valores que se utilizan por defecto en este indicador son de 21 la media y 2 desviaciones estándar, si bien es cierto que, cada inversor podrá modular estos parámetros con la finalidad de optimizar su análisis, dependiendo de si opera en el corto, medio o largo plazo. Por tanto, las variables que se tienen en cuenta para construir las bandas de bollinger son las siguientes:

  1. La cantidad de desviaciones respecto a la media.
  2. El número de períodos para el cálculo de la media de precios.

Las bandas de bollinger son un buen indicador cuando el inversor detecta que puede haber movimientos en rango lateral, sin embargo, cuando existe una tendencia que se está definiendo y se consolida, ya sea alcista o bajista, las bandas de Bollinger pueden dar señales incorrectas.

El beneficio por acción (BPA) es la porción de beneficio que corresponde a cada una de las acciones de una empresa.

Sirve como indicador de la rentabilidad de una empresa. Es una de las medidas más utilizadas para evaluar el rendimiento empresarial. Muchas veces se utiliza el nombre en inglés, EPS (Earnings Per Share).

Bolsa de valores es una organización privada que brinda las facilidades necesarias para que sus miembros, atendiendo los mandatos de sus clientes, introduzcan órdenes y realicen negociaciones de compra y venta de valores, tales como acciones de sociedades o compañías anónimas, bonos públicos y privados, certificados, títulos de participación y una amplia variedad de instrumentos de inversión.

El mercado de capitales constituye un mecanismo de ahorro e inversión que sirve de respaldo a las actividades productivas y la Bolsa es una institución apropiada para lograr este objetivo.

La negociación de los valores en los mercados bursátiles se hace tomando como base unos precios conocidos y fijados en tiempo real, en un entorno seguro para la actividad de los inversores y en el que el mecanismo de las transacciones está totalmente regulado, lo que garantiza la legalidad, la seguridad y la transparencia.

Las bolsas de valores fortalecen al mercado de capitales e impulsan el desarrollo económico y financiero en la mayoría de los países del mundo, donde existen en algunos casos desde hace siglos, a partir de la creación de las primeras entidades de este tipo creadas en los primeros años del siglo XVII.

 

Un bono es un instrumento de deuda que emite una empresa o administración pública para financiarse.

El emisor de un bono promete devolver el dinero prestado al comprador de ese bono, normalmente más unos intereses fijados previamente, conocidos como cupón. Por eso se conoce como instrumento de renta fija.

Los bonos son una de las principales fuentes de financiación de las grandes empresas y las Administraciones públicas, principalmente de los Gobiernos, que mediante la emisión de bonos materializan la deuda, entregando a sus prestamistas un activo financiero.

Ocultar contenid

Una burbuja económica es una situación en la que se produce un incremento desmedido y descontrolado del precio de un bien, separándose de su valor razonable.

Una burbuja económica normalmente tiene como principal origen el fenómeno de la especulación, dando lugar a ciclos que suelen terminar generalmente con euforia. Así, se registran altas tarifas con una posterior pérdida de confianza.

Muchos mercados son susceptibles de soportar una burbuja. Lo hemos observado, por ejemplo, en los bienes inmuebles, las acciones de las empresas o los productos tecnológicos (como en la crisis de las punto-com). Sin embargo, a menudo el análisis de una burbuja comparte similitudes independientemente del ámbito del que hablemos.

Una característica de una burbuja es la subida de precios prolongada y sin freno. Además, existe la creencia de que la situación no cambiará y que la cotización se elevará de forma indefinida.

La capitalización bursátil, capitalización de mercado o valor en bolsa, es una medida económica que indica el valor total de todas las acciones de una empresa que coticen en bolsa. Es el valor total de todas las acciones de una empresa que cotiza en bolsa.

El dueño de las acciones es el propietario de la empresa. Si quisiéramos comprarle el 100% de una empresa, deberíamos pagar el valor de la capitalización bursátil, que es lo que vale la empresa a precios de mercado.

Cartera de valores es una determinada combinación de activos financieros en los cuales se invierte. Una cartera de inversiones puede estar compuesta por una combinación de algunos instrumentos de renta fija y renta variable.

Los instrumentos de renta fija aseguran un retorno fijo al momento de invertir, pero normalmente con una rentabilidad menor a la de uno de renta variable, que no asegura un retorno inicial pero puede ofrecer retornos más altos.

La renta fija históricamente ha tenido menores ratios de rentabilidad que otro tipo de activos considerados de mayor riesgo (acciones, materias primas, etc.), de todas formas la renta fija también está sujeta a variaciones de rentabilidad dependiendo de situación macroeconómica, de países, de quiebra o impago, de plazos a corto, medio o largo plazo, estatal o de empresas.

Cash-flow, es la caja que hace una empresa después de pagar gastos y cobrar ventas. Indicador muy utilizado en el análisis fundamental, que divide el “cash flow” en operativo (fondos generados por la operativa típica de la empresa), de inversión (incluye las actividades de inversión de la firma) y de financiación (fondos obtenidos o devueltos por financiación).

Si el “cash flow” total de una empresa crece, pero se advierte una disminución del “cash flow” operativo o del “cash flow” de inversión, puede haber un estancamiento o una disminución del crecimiento futuro de la empresa.

Un contrato por diferencia o CFD (del inglés contract for difference) es un contrato en el que se intercambia la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta de un activo. Como por ejemplo una acción, pero sin necesidad de tener en propiedad esas acciones.

Un CFD se pueden comprar o vender. Si compra un contrato de CFD, está comprando el activo subyacente (una acción por ejemplo). Es decir, está apostando a que el precio va a subir y, por lo tanto, si la acción sube ganará. Como se dice en el argot bursátil, está largo en ese activo financiero.

Por el contrario, si vende un contrato de CFD está vendiendo el activo subyacente. Vendiendo un CFD está “apostando” a que el precio del subyacente va a bajar. Es decir, si la acción baja ganará. A esto se le denomina estar corto en ese activo.

Esto quiere decir que podemos ganar cuando un activo financiero sube y cuando baja. Esto es, apostando al alza y a la baja. No obstante, conviene indicar que la inversión en CFDs conlleva riesgos.

Una cobertura es una estrategia financiera que sirve para cubrir el riesgo de una inversión realizando la posición financiera opuesta mediante un activo financiero correlacionado con la inversión principal o mediante un derivado financiero.

Se conoce como cobertura a cualquier operación financiera dirigida a reducir el riesgo de un activo o pasivo financiero. Para realizarla se puede comprar o vender un activo financiero correlacionado con la inversión sobre la que se desea hacer la cobertura financiera.

Si tengo unas acciones de X en cartera y creo que su valor va a bajar pero no quiero venderlas, lo que puedo hacer es vender un futuro financiero de las acciones de X, para que la pérdida que obtenga (en el caso de que realmente bajen), se compense con la ganancia que obtendré al haber venido el futuro. Para ello, el número de futuros vendidos tiene que corresponderse con el número de acciones.

Contrato de futuros, es un contrato o acuerdo que obliga a las partes contratantes a comprar o vender un número determinado de bienes o valores (activo subyacente) en una fecha futura y determinada, y con un precio establecido de antemano. Estos contratos se negocian en lo que se llama mercado a término o mercado de futuros. 

Los contratos de futuros son una categoría dentro de los contratos de derivados.

Un derivado financiero o instrumento derivado es un producto financiero cuyo valor se basa en el precio de otro activo. El activo del que depende toma el nombre de activo subyacente, por ejemplo el valor de un futuro sobre el oro se basa en el precio del oro. Los subyacentes utilizados pueden ser muy diferentes, accionesíndices bursátilesvalores de renta fijatipos de interés o también materias primas.

Contratos de compra/venta de opciones, son contratos no negociados en mercados secundarios organizados, por los que una entidad de crédito recibe de sus clientes dinero, valores, o ambas cosas, asumiendo una obligación de reembolso (en dinero o en valores) cuya cuantía dependerá de la evolución de determinados valores o índices bursátiles, sin compromiso de reembolso íntegro del principal recibido. Su riesgo está directamente relacionado con el del valor o instrumento de referencia.

El corredor de bolsa o agente de bolsa es un intermediario clave del sistema financiero. Su función principal es contactar a compradores y vendedores de activos mobiliarios.

En otras palabras, el corredor es un nexo entre la oferta y la demanda en el mercado de valores. Así, las personas comunes pueden colocar su dinero en grandes empresas y/o proyectos. Esto, aunque no cuenten con conocimientos especializados en bolsa.

* Cotización es la acción o efecto de cotizar algo, algunas, muchas o pocas cosas.

  • Aquel documento o información que el departamento de compras usa en una negociación. Es un documento informativo que no genera registro contable. Cotización es la acción y efecto de cotizar (poner precio a algo, estimar a alguien o algo en relación con un fin, pagar una cuota). El término suele utilizarse para nombrar el documento que informa y establece el valor de productos o servicios. Por ejemplo: “Por favor, envíame la cotización de diez litros de pintura y tres kilos de cal”.
  • Más específicamente, cotización de un valor mobiliario o título valor es su admisión a negociación en un mercado bursátil o de una divisa. Más exactamente, la cotización es la tasación oficial que se hace de su valor (normalmente a diario), en función de criterios pre-establecidos que dependen de las órdenes de compra y de venta de ese título y también puede estar regulada por el Estado: “El gobierno no dejará que la cotización del dólar supere los cinco pesos”, “El contador está preocupado por la pobre cotización de los títulos de la empresa”, “Si la cotización de las acciones sigue subiendo, nos haremos millonarios; o, si bajan, nos arruinaremos”

Un crack bursátil es una caída vertiginosa de un título cotizado o un conjunto de ellos, muy frecuentemente originada por situaciones de pánico o alarma financiera.

Suele considerarse que los cracks son la antesala de un periodo de recesión económica, como respuesta a la posible explosión de una burbuja económica. No obstante esto no es absolutamente imprescindible. En muchas ocasiones los efectos de un crack bursátil no se extienden en el tiempo y se vuelve gradualmente a la situación anterior de normalidad quedado como un simple fenómeno pasajero. Estas fluctuaciones se deben a los ciclos bursátiles, que son a su vez provocados por los ciclos económicos.

No existe un punto definido en el cual se fije esta bajada para que se considere un crack bursátil. Aun así, se suele marcar en una caída o desplome de valor de cerca del 20%. Lo que supone una quinta parte del valor total dentro de un periodo breve de tiempo. Algunos de los cracks bursátiles destacados en la historia económica reciente son el crack de 1929 (suceso que dio nombre a este concepto), la burbuja tecnológica de la punto-com y la última, la de las subprime y la caída de Lehman Brothers en 2008.

Una cuenta de valores es un instrumento financiero que se formaliza mediante un contrato con una entidad financiera. Ese contrato faculta a una persona (física o jurídica) para poder operar en los distintos mercados financieros. 

Cuando se quiere invertir en activos financieros (renta variable, renta fija, divisas o derivados por ejemplo) es necesario abrir una cuenta de valores. A diferencia de una cuenta corriente bancaria, la cuenta de valores nos permite poder comprar/vender títulos financieros de distinto tipo. Por lo tanto, la cuenta de valores se podría entender como una cuenta bancaria tradicional, con la peculiaridad de que a través de ella se puede operar en los mercados financieros.

Custodia de valores, servicio de inversión que consiste en el mantenimiento de una cuenta de valores. A cambio de una comisión, el intermediario que presta este servicio ha de tener al día las posiciones del cliente, facilitarle el ejercicio de los derechos derivados de la tenencia de la cartera, etc.

Cada entidad calcula esta comisión sobre la base que elija: el nominal de los valores custodiados, el efectivo, o cobrando un mínimo por cada valor o mercado.

El day trader o especulador intradiario se define como la persona que opera en bolsa en el muy corto plazo, buscando beneficiarse de los movimientos del mercado y de las volatilidades implícitas que pueda existir en la operativa diaria. Para ello, el trader basará sus decisiones en el análisis técnico y el análisis fundamental.

Un day trader compra y vende en el mismo día. De esta manera trata de evitar los costes de financiación del mercado interbancario, como consecuencia del coste extra que significa el mantenimiento de operaciones durante más de un día u operaciones overnight en mercados de contado, que puedan mermar la rentabilidad esperada de su inversión.

Depósito de garantías, fondos que el operador debe tener en una cuenta de garantía, que representa un porcentaje del valor actual en el mercado de los títulos controlados por el operador.

Los vendedores de opciones deben disponer de fondos adicionales en sus cuentas, a pesar de la prima de opciones, para protegerse de posibles pérdidas ocasionadas por los movimientos del mercado contra la posición de la opción.  La garantía requerida variará según el tipo de opción y si el vendedor tiene una posición en el activo subyacente.

Derivados, son las opciones, futuros, CFDs, Forex, swaps, forwards y, en general, cualquier producto financiero cuyo precio deriva del precio o cotización del activo subyacente en el que están basados.

Suelen comportar un mayor riesgo que los productos financieros tradicionales, y son el ámbito de actuación preferido de los inversores con ánimo especulador o que buscan dinero rápido.

También pueden utilizarse para ganar seguridad, cuando una operación en derivados busca dar cobertura (es decir, cubrir los riesgos) de una operación realizada con el activo subyacente.

Dividendo ordinario, es la cantidad de dinero que recibe cada acción de la empresa por los beneficios obtenidos por la empresa al desarrollar su actividad ordinaria, es decir la actividad a la que se dedica la empresa habitualmente.

Por ejemplo, la actividad ordinaria de una eléctrica es el negocio eléctrico, la de una concesionaria de autopistas es la gestión de sus autopistas, etc.

Sería el equivalente al alquiler que recibe el propietario de un inmueble.

El estocástico es un indicador bursátil de tipo oscilador que se utiliza, especialmente, para operar en condiciones dónde los mercados se mueven de forma lateral, ya que consiguen suavizar el efecto de los dientes de sierra de los indicadores tras seguir la pauta de las cotizaciones.

El estocástico se constituye a través de la cotización del precio de cierre de la última sesión de un activo respecto a su máximo y a su mínimo, moviéndose en un intervalo entre 0 y 100.

Cuánto más cerca se encuentre del nivel de 0, el indicador mostrará una mayor sobreventa, por el contrario, cuánto más se aproxime al nivel de 100, más sobrecomprada se encuentra la cotización.

El estocástico ofrece señales de compra y venta a través de los siguientes casos:

1. Cruce entre la linea del indicador y su media móvil:

  • La señal de compra se produce cuando el Estocástico (%K) cruza al alza su media móvil (línea %D) y se mantiene por encima de ésta.
  • La señal de venta se produce cuando el Estocástico (%K) cruza a la baja su media móvil (línea %D) y se mantiene por debajo de ésta.

2.  Aproximación a los niveles de sobrecompra o sobreventa definidos en el intervalo de 0 a 100.

ETF, son las siglas en inglés de Exchange-Traded Fund, lo que en español podríamos traducir como fondo de inversión cotizado en bolsa. Son un producto híbrido entre los fondos de inversión tradicionales y las acciones, ya que cotizan en bolsa durante toda la sesión bursátil, pero tienen estructura de fondo de inversión y reproducen el comportamiento de un determinado índice.

Frente a los habituales fondos, los ETFs ofrecen la posibilidad de ser comprados y vendido en el mismo día (trading intradía) por lo que su operativa ofrece las mismas posibilidades que las acciones comunes.

En matemáticas, la sucesión de Fibonacci (a veces mal llamada serie de Fibonacci) es la sucesión infinita de números naturales.

0,1,1,2,3,5,8,13,21,34,55,89,144,233,377………..

La sucesión comienza con los números 0 y 1, y a partir de estos, cada elemento es la suma de los dos anteriores.

La sucesión comienza con los números 0 y 1, y a partir de estos, cada elemento es la suma de los dos anteriores.
A los elementos de esta sucesión se les llama números de Fibonacci. Esta sucesión fue descrita en Europa por Leonardo de Pisa, matemático italiano del siglo XIII también conocido como Fibonacci.

Los porcentajes utilizados son los siguientes:

*61.8%: Conocido también como la proporción áurea, o número áureo, es el límite del cociente que se obtiene de la división de un elemento de la sucesión de Fibonacci entre el siguiente, conforme la serie tiende a infinito.

*50.0%: Es el retroceso más comúnmente aceptado, equivalente a la mitad del avance de la tendencia principal

*38.2%: Se obtiene de restar 61.8% de la unidad (1.000 – 0.618 = 0.382)

*100.%: Equivalente a la magnitud total de la tendencia principal.

Los porcentajes de retroceso en el análisis bursátil deben ser calculados solamente después de que se ha confirmado el fin de una tendencia, nunca mientras la tendencia continúa vigente.

Flujo de caja, diferencia entre los cobros y pagos efectivamente realizados en un período de tiempo, como consecuencia de la actividad de una compañía (no coincide con los gastos e ingresos devengados, que pueden registrarse contablemente pero no siempre tienen un reflejo inmediato en la cuenta de tesorería).

A esta entrada y salida de dinero también se le llama ‘flujo de tesorería’. En el ámbito de los análisis y valoraciones de empresas, se distingue entre los conceptos de flujo de caja (beneficios después de impuestos más amortizaciones) y flujo de caja libre.

Este último se obtiene restando al flujo de caja las inversiones necesarias para atender las necesidades operativas de la empresa, y constituye la liquidez efectiva de la misma.

Fondo de Garantía de Inversiones, sistema de indemnización de los inversores, regulado en el RD 948/2001. Ofrece cobertura, hasta un límite de 100.000 euros, cuando la empresa de servicios de inversión sea declarada insolvente y no pueda restituir los valores o instrumentos financieros que tuviera en depósito por la realización de servicios de inversión.

En caso de que el servicio de inversión haya sido prestado por una entidad de crédito, la cobertura correspondería a los Fondos de Garantía de Depósitos (en establecimientos bancarios, cajas de ahorros y cooperativas de crédito).

Fondo de inversión es una institución de inversión colectiva (IIC), que consiste en reunir fondos de distintos inversores, naturales o jurídicos, para invertirlos en diferentes instrumentos financieros, su responsabilidad se delega a una sociedad administradora que puede ser un banco o empresa de servicios de inversión.

Los fondos de inversión o fondos mutuos son una alternativa de inversión diversificada, ya que invierten en numerosos instrumentos, lo que reduce el riesgo, en función del fondo de inversión que se elija.

Un fondo de inversión es un patrimonio constituido por el aporte de diversas personas, denominadas partícipes del fondo, administrado por una Sociedad gestora responsable de su gestión y administración, y por una Entidad Depositaria que custodia los títulos y efectivo y ejerce funciones de garantía y vigilancia ante las inversiones.

Al invertir en un fondo se obtiene un número de participaciones, las cuales diariamente tienen un precio o valor liquidativo, obtenido por la división entre el patrimonio valorado y el número de participaciones en circulación.

El rendimiento del fondo se hace efectivo en el momento de venta de las participaciones, la cual puede llevarse a cabo siempre que se desee, menos en aquellos fondos en los que la liquidez está limitada a unas fechas y/o periodos

Gestión de carteras, servicio de inversión por el cual una entidad adopta de forma discrecional e individualizada todas las decisiones relativas a la composición y administración de una cartera de valores, de acuerdo con las instrucciones expresas del titular de los mismos.

La discrecionalidad implica que en el ámbito de las instrucciones recibidas la entidad gestora puede adoptar en cada momento las decisiones que estime más convenientes; por tanto, cuando firma un contrato de gestión de carteras el inversor está delegando la adopción de decisiones de inversión.

Ocultar contenido

Gestión de riesgos, intento de controlar las consecuencias de una serie de beneficios o pérdidas conocida o predecible. La gestión de riesgos consta de varios pasos, empezando con un sólido conocimiento del negocio y las exposiciones o riesgos que deben de cubrirse para proteger el valor de dicho negocio.

A continuación, debería realizarse una evaluación de los tipos de variables que pueden afectar al negocio y de cómo protegerlo mejor de consecuencias inesperadas. La gestión de riesgos puede ser tan sencilla como cursar órdenes de pérdida limitada para prevenir pérdidas importantes, o tan compleja como cubrir posiciones con opciones o diversificar la cartera para evitar la sobreexposición a un sector o un tipo de instrumento.

Debe tenerse en cuenta el perfil de riesgo preferido, es decir, si uno tiene aversión al riesgo o un enfoque bastante agresivo. Esto además implica decidir qué instrumentos emplear en la gestión de riesgos y si utilizar una cobertura natural. Una vez asumido, se debería evaluar continuamente la estrategia de gestión de riesgos para la efectividad y los costes.

Horizonte temporal de la inversión, periodo de tiempo durante el cual el inversor está dispuesto a mantener invertido su capital, sin que se prevea necesitarlo para otros fines. Algunos productos de inversión deben ser mantenidos durante un plazo determinado para que sus características más ventajosas desplieguen todos sus efectos (por ejemplo, los fondos garantizados tienen un horizonte recomendado de inversión que coincide con el plazo hasta el vencimiento de la garantía, ya que si se reembolsa antes de esa fecha la garantía no es efectiva y pueden registrarse pérdidas).

Ibex-35,  índice formado por 35 valores, los más líquidos y representativos del mercado bursátil español, ya que concentran más de tres cuartas partes del negocio habitual en la bolsa española. Sirve de referencia tanto para conocer la evolución de la bolsa como de los mercados de opciones y futuros, que operan sobre ese índice. El grupo de empresas cotizadas que constituyen el Ibex se revisa semestralmente, con el objetivo de que este índice siempre esté formado por los títulos más líquidos de la bolsa.

Indice bursátil corresponde a un registro estadístico compuesto usualmente de un número, que trata de reflejar las variaciones de valor o rentabilidades promedio de las acciones que lo componen. Generalmente, las acciones que componen el índice tienen características comunes tales como: pertenecer a una misma bolsa de valores, tener una capitalización bursátil similar o pertenecer a una misma industria. Estas son usualmente usadas como punto de referencia para distintas carteras, tales como los fondos mutuos.

El indicador de fortaleza relativa, más conocido como RSI (Relative Strength Index), es un indicador de tipo oscilador utilizado en análisis técnico para predecir tendencias en los precios y saber si un activo se encuentra sobrecomprado o sobrevendido.

El RSI trata de predecir un cambio de tendencia en los precios de un activo (como por ejemplo una acción), lo que es muy útil para saber el momento de invertir en un activo. Suele proporcionar señales bastante fiables, sobretodo en tendencias laterales, lo que le ha convertido en uno de los indicadores más famosos del análisis técnico.

Otra de las razones que ha convertido al RSI en un indicador tan famoso es que es muy fácil de utilizar. Su valor se encuentra siempre entre 0 y 100, indicando que un activo está sobrecomprado cuando su valor está por encima de 70 y sobrevendido cuando su valor cae por debajo de 30.
 
Señales del RSI

Si la acción está en niveles de sobrecompra, la teoría dice que existe una señal de venta cuando el RSI cruza el nivel 70 en sentido descendente. Si por el contrario la acción se encuentra sobrevendida, la señal de venta ocurre en el momento en que el índice de fuerza cruza en sentido ascendente el nivel 30.

Se denomina interés compuesto en activos monetarios a aquel que se va sumando al capital inicial y sobre el que se van generando nuevos intereses.

Los intereses generados se van sumando periodo a periodo al capital inicial y a los intereses ya generados anteriormente. De esta forma, se crea valor no sólo sobre el capital inicial sino sobre el producto resultante de los intereses producidos previamente, es decir, se van acumulando los intereses obtenidos para generar más intereses. Por el contrario, el interés simple no acumula los intereses generados.

Intermediario financiero, personas o entidades que desempeñan una función económica, como mediadores entre los ahorradores y las empresas que precisan financiación. Los bancos desempeñan esta labor de intermediación, mediante la concesión de créditos con los fondos depositados por los ahorradores. En los mercados de valores, la labor de mediación es desarrollada por las empresas de servicios de inversión y las entidades de crédito, y consiste, entre otras actividades, en operar en los mercados por cuenta de los inversores finales. Antes de comenzar a prestar estos servicios, altamente especializados, los intermediarios han de obtener la autorización de los organismos públicos supervisores (Banco de España y CNMV) e inscribirse en sus registros, respetando en todo momento rigurosos requisitos de solvencia y organización interna.

Inversor cualificado, entidad o persona que invierte en los mercados de valores grandes volúmenes, lo que permite conseguir mejores condiciones de negociación, comisiones más bajas, etc. La normativa les otorga en general menores niveles de protección que a los pequeños inversores, ya que por su carácter institucional o profesional tienen conocimientos y experiencia suficientes para valorar los riesgos que asumen y tomar sus propias decisiones de inversión. Se consideran inversores cualificados los institucionales (bancos y cajas, compañías de seguros, sociedades gestoras de fondos de inversión, entidades gestoras de planes de pensiones, fondos y sociedades de inversión…), las pequeñas empresas y las personas físicas que, cumpliendo determinados criterios, soliciten ser considerados inversores cualificados.

Inversor profesional, según define la Directiva europea sobre mercados de instrumentos financieros, es aquel que tiene la experiencia y los conocimientos necesarios para tomar sus propias decisiones de inversión y para valorar los riesgos que asume. Se consideran profesionales las entidades que deben ser autorizadas o reguladas para operar en los mercados financieros (entidades de crédito, empresas de inversión, compañías de seguros, organismos de inversión colectiva, fondos de pensiones e inversores institucionales en general), grandes empresas que cumplan determinados requisitos de fondos propios y volumen de negocio, gobiernos y organismos públicos. En principio, y salvo solicitud en contra, se presupone que un inversor profesional precisa un nivel de protección inferior al que la normativa establece para inversores particulares.

Liquidez, cualidad de una inversión, por la cual es posible su transformación inmediata en efectivo. Para los valores cotizados, un buen grado de liquidez significa en general elevados volúmenes y frecuencias de contratación, y escasa diferencia entre los precios de compra y venta. Eso significa que se pueden comprar y vender valores, de forma instantánea, sin que el precio de la operación se vea afectado por ausencia de contrapartidas.

El MACD es un indicador utilizado en análisis técnico tanto para detectar tendencias y cambios de tendencia como para saber si el precio de un activo se encuentra sobrecomprado o sobrevendido. Este indicador señala la diferencia entre una media móvil exponencial (EMA) rápida (de período corto) y una EMA lenta (de período más largo).

Esta herramienta de inversión, mide la convergencia o divergencia de dos medias móviles exponenciales de diferente número de períodos, un promedio rápido de 12 que detecta más fácilmente los ruidos en los precios y un promedio más lento de 26.

Ambos se mueven con la formación de precios de un activo financiero, y generalmente, se aplican a sus precios de cierre. La diferencia entre estas dos medias es lo que se conoce como Macd. La línea de señal o signal es un promedio exponencial del Macd y, generalmente, se utiliza con 9 períodos. Por último, el histograma es la diferencia entre el Macd y la señal. Tanto las dos medias, el Macd y la línea de señal o signal se mueven alrededor de una línea de cero.

Las medias móviles son indicadores técnicos de tendencia, que se utilizan en análisis técnico para invertir en diferentes instrumentos financieros.

Son muy utilizados debido a que actúan como suavizadores de los movimientos de sus precios, ya sea en el corto, medio o largo plazo.

Se trata de una media del precio en un periodo concreto de un activo (una acción por ejemplo). De este modo, podemos ver la tendencia en el precio con más claridad, a pesar de ser un indicador que se forma con retraso, y por tanto, no se anticipa al movimiento del mercado.
 
Tipos principales de media móvil

Existen diferentes tipos de medias móviles:

  1. Simple: Es una media aritmética de X datos anteriores.
  2. Ponderada: Es una media multiplicada por diferentes factores, dado que aplican diferente peso a los datos de la serie.
  3. Exponencial: Es una media aritmética simple ponderada por X valores anteriores con factores que van decreciendo de forma exponencial.

Su interpretación técnica y práctica es muy variada dado que, por ejemplo, las medias móviles nos pueden dar señales de compra o de venta:

  • Con el cambio de pendiente de la media.
  • Con el cruce de los precios por encima o por debajo de la media.
  • Con el cruce de diferentes medias móviles de características distintas o periodos. Por ejemplo, cuando la media de 50 días cruza al alza la media de 200 días se dice que es una señal de compra.

Generalmente, los inversores utilizan para el corto plazo medias móviles de hasta 30 días, para el medio plazo medias móviles entre 50-120 días y para el largo plazo, medias móviles entre 150-250 días.

Mercado de divisas, también conocido como Forex (abreviatura del término inglés Foreign Exchange), FX o Currency Market, es un mercado mundial y descentralizado en el que se negocian divisas.

Este mercado nació con el objetivo de facilitar el flujo monetario que se deriva del comercio internacional. Es, por gran margen, el mercado financiero más grande del mundo, llegando a mover un volumen diario de transacciones de alrededor de cinco billones de dólares estadounidenses (USD), más que todos los demás mercados bursátiles del planeta combinados.1​ Ha crecido tanto que, en la actualidad, el total de operaciones en moneda extranjera que se debe a operaciones internacionales de bienes y servicios representan un porcentaje casi residual, debiéndose la mayoría de las mismas a compraventa de activos financieros. En consecuencia este mercado es bastante independiente de las operaciones comerciales reales y las variaciones entre el precio de dos monedas no puede explicarse de forma exclusiva por las variaciones de los flujos comerciales.

Mercado de valores es un tipo de mercado de capitales de los que operan alrededor del mundo en el que se negocia la renta variable y la renta fija de una forma estructurada, también la compra y venta de bienes que tiene un plan fijo, o un negocio que tiene renta variable a través de la compraventa de valores negociables. Permite la canalización de capital a medio y largo plazo de los inversores a los usuarios. Tanto como para poder tener dinero o a la vez no, podemos tener una amplia compra o una amplia venta.

Mercado OTC, mercado que no está sujeto a regulación ni supervisión externa. Los mercados OTC no suelen tener una sede física, y la negociación se realiza por teléfono u ordenador. A diferencia de lo que ocurre en los mercados organizados, las operaciones no están estandarizadas, sino que las condiciones de las mismas son fijadas de forma libre y directa por las partes (aunque pueden existir acuerdos generales sobre procedimientos). No existe ningún órgano de compensación y liquidación que garantice el cumplimiento de los compromisos adquiridos por los contratantes; por ello, en estos mercados suelen operar entidades de gran solvencia.

El momentum es un indicador bursátil de tipo oscilador que mide la velocidad en el movimiento de los precios respecto a «n» períodos.

Generalmente, este indicador suele utilizar un estudio de entre 10 y 12 períodos, pero es totalmente personalizable al análisis de cada inversor. Este indicador es muy sencillo de calcular ya que mide la diferencia entre el cierre de hoy en el cierre de N días antes. Su uso permite identificar cambios en la tendencia en el precio.

El momentum se representa en torno a una línea neutral y su interpretación técnica se basa en los cortes que proporciona la línea del momentum respecto al eje de cero. De esta forma, el indicador puede dar señales de compra o de venta teniendo en cuenta los siguientes parámetros:

  1. Corte de la línea momentum al eje central de cero hacia arriba que proporciona una señal de compra o hacia abajo que proporciona una señal de venta.
  2. Divergencias de la línea del momentum con respecto al precio.
  3. Cambio en la pendiente de la línea momentum.

Obligaciones del Estado, valores de renta fija a largo plazo emitidos por el Estado. Se emiten a 10, 15 y 30 años (los bonos del Estado tienen las mismas características, pero sus plazos oscilan entre 2 y 5 años). A lo largo de su vida, estos activos devengan un tipo de interés fijo que se abona mediante cupones anuales. Algunas de estas emisiones se realizan bajo la modalidad de valores segregables o “strips”, que permiten adquirir por separado el principal y cada uno de los cupones que integran la obligación original.

Orden bursátil, es una propuesta de negociación, gestionada en última instancia por un miembro del mercado, que se realiza bien a solicitud del inversor (cuenta de terceros) o por cuenta propia de una entidad. Debe especificar como mínimo el valor sobre el que se opera, el tipo de transacción (compra o venta), la cantidad y el precio.

La orden de mercado es un tipo de orden que el inversor lanza para atacar al mercado en el lado de la compra (posición larga) o en el lado de la venta (posición corta) para garantizar su ejecución por la totalidad de los títulos o contratos que desea comprar o vender.

Esta orden, por tanto, garantiza la ejecución de los títulos pero no un precio exacto de ejecución, ya que la oferta y la demanda de precios se refleja en anotaciones electrónicas que se mueven en microsegundos y, por tanto, desde que el inversor lanza la orden hasta que se ejecuta el precio puede variar. Generalmente, esta orden se considera más agresiva que los otros tipos de órdenes (stop loss y orden limitada).

Una orden limitada es un tipo de orden que se lanza a bolsa por parte del inversor en la que se fija un precio máximo al que se desea comprar o un precio mínimo al que se desea vender, estableciendo para ello, una fecha de vencimiento de la orden que, generalmente, suele ser de un máximo de 90 días.

Si el mercado no llega a barrer ese precio o precios inferiores si realizamos una compra o en caso contrario si realizamos una venta durante esos 90 días, la orden se cancelaría automáticamente.

Es una operación que se envía a bolsa cuando se cumple la condición de precio que establece el inversor que podrá ser “mayor o igual» (stop beneficios) o “menor o igual” (stop loss)que un precio de cotización (llamado condición de activación). La orden que se envía al mercado será una orden limitada a un precio o una orden a mercado, informado por el inversor en el alta de la orden, y con la misma validez que tenga la orden stop. Es importante mencionar que una orden stop pendiente de envío se activará cuando, habiéndose cumplido la condición de activación, cambie el precio informado de dicho valor.

Existen los siguientes tipos de órdenes stop:

  1. Stop Dinámico: Es una orden de venta que se envía al mercado cuando se cumple una condición definida. Esta condición es un % de fluctuación del precio de cotización o una variación del mismo. La orden que se envía al mercado será una orden a mercado.
  2. Stop relacionado: La orden stop relacionada se compone de dos órdenes stop de venta relacionadas entre sí, de tal forma que la activación de una de ellas genera inmediatamente la cancelación total de la otra. La orden que se envía al mercado será una orden limitada a un precio o una orden a mercado.

PER (Price Earning Ratio), es el ratio más utilizado en Bolsa, e indica el número de veces que está contenido el beneficio por acción en el precio de mercado de la misma. Los valores con un alto potencial de crecimiento de los beneficios tendrán un PER alto (lo que también conlleva la posibilidad de un apreciable descenso en el valor de los títulos si no se cumplen las expectativas), y viceversa. Conceptualmente, expresa la valoración que realiza el mercado sobre la capacidad de generación de beneficios de la empresa. PER = Precio de mercado de la acción/ Beneficio por acción (BPA).

Posición a corto, venta corta (del inglés short selling) es la práctica de hacer que los inversores tengan una venta de activos, generalmente valores financieros, que han sido tomados en préstamo de un tercero (generalmente un broker) con la intención de comprar idénticos valores en una fecha posterior para devolvérselos a ese tercero. El que realiza la operación espera obtener un beneficio económico a partir de la hipotética futura bajada del precio de los valores, ya que retorna la misma cantidad de valores que tomó en préstamo, pero no el mismo valor monetario. Si por el contrario los valores subieran, sufriría una pérdida.

Al realizar ventas cortas, existe el riesgo de perder incluso más que el 100% del capital negociado, dado que las acciones no tienen un techo que limite sus alzas.

Es decir, quienes compran acciones en una operación normal, el mayor riesgo que pueden afrontar es el de perder todo el monto que en un principio invirtieron. En el caso de ventas cortas las pérdidas pueden superar ampliamente el monto de la operación inicial.

Posición largaventa largaestar largo o simplemente largo (en inglés: long position o long) es la expresión empleada en los mercados de valores para referirse al estado de haber comprado un instrumento financiero con la esperanza que su precio se incrementará.

Una posición larga equivale a comprar una acción, comprar una opción call o firmar una compra de un contrato de futuros; en estos tres casos la esperanza del inversor y del especulador es que el activo incrementará su precio en el futuro y así lo podrá vender con ganancias. Por definición es la posición natural que adoptan la mayoría de inversores cuando implementan una estrategia de inversión. Por oposición, se define estar corto o posición corta cuando un especulador adopta la estrategia de vender a crédito una acción (sin haberla comprado antes), de compra de una opción put o de firmar una venta de contrato de futuros, posiciones que se adoptan cuando se espera que los precios caerán en el futuro y por lo tanto, se puede comprar el activo a un precio más bajo, generando ganancias.

La psicología del trading hace referencia a todos aquellos aspectos mentales que afectan a la inversión en los mercados financieros. La psicología del trading es lo que diferencia, sin ningún ápice de dudas, a los traders que ganan de los traders que pierden.

Recordemos que el trading se compone de tres pilares fundamentales: análisis, gestión monetaria y psicología del trading. Para tener una somera idea de la importancia que tiene este tercer pilar basta con realizar un supuesto muy simple.

La renta fija es un tipo de inversión formada por todos los activos financieros en los que el emisor está obligado a realizar pagos en una cantidad y en un período de tiempo previamente establecidos. Es decir, en la renta fija el emisor garantiza la devolución del capital invertido y una cierta rentabilidad. O dicho de otra manera, si adquirimos un instrumento de renta fija, conocemos los intereses o rentabilidad que nos van a pagar desde el momento en que compramos dicho instrumento.

Existen dos tipos de renta fija, la renta fija que proviene de deuda pública y la que proviene de deuda privada, por otro lado, existen diferentes tipos de deuda en relación a su capacidad de devolución asignado por las agencia de calificación crediticia.

  • Deuda pública: Es emitida por entes públicos. Por ejemplo, un país.
  • Deuda privada: Es emitida por entidades privadas. Por ejemplo, una empresa del sector textil.

Los títulos de renta fija son activos financieros parecidos a los préstamos bancarios. La diferencia radica en que en la renta fija, la deuda total se divide entre un gran número de prestamistas que compran porciones de esa deuda, conocidas como títulos de deuda o bonos.

La renta variable es un tipo de inversión formada por todos aquellos activos financieros en los que la rentabilidad es incierta. Es decir, la rentabilidad no está garantizada ni la devolución del capital invertido ni la rentabilidad del activo.

La renta variable es uno de los actores principales en los mercados financieros. En las bolsas se negocian también renta fija, derivados financieros y otros activos, pero cuando se habla de bolsa se suele referir al mercado de acciones.

Dado que no conocemos la rentabilidad que vamos a recibir, el riesgo de invertir en renta variable es mayor que invertir en renta fija. Y, por supuesto, mucho mayor que meter el dinero en productos de ahorro como los depósitos. Por ello, invirtiendo en renta variable se espera una mayor rentabilidad que en renta fija o en productos de ahorro. Aunque suele dar mayor rentabilidad, sobretodo en el largo plazo, no siempre tiene por qué ser así.

Tipos de activos de renta variable

Existen muchos activos de renta variable. Entre los más importantes se encuentran los siguientes:

  • Materias primas
  • Divisas
  • Acciones
  • Índices bursátiles
  • ETFs

La resistencia en un indicador bursátil de tipo chartista que sirve para localizar techos de precios, es decir, zonas dónde el precio se encuentra sobrecomprado y por tanto al subir hasta ese nivel rebota hacia abajo. Lo contrario a la resistencia es el soporte.

La teoría del análisis técnico dice que cuando el precio llega a una resistencia la operación que se tiene que llevar a cabo es una orden de venta o posición corta, y esto es únicamente posible a través de derivados financieros. Sin embargo, también existen operadores de mercado que atacan el precio de forma agresiva una vez éste supera con holgura en un determinado porcentaje la resistencia marcada, dado que se espera que al romper la resistencia el precio suba bruscamente.

El S&P 500 es el principal índice bursátil de EEUU. El índice se creó en 1.923 cuando la empresa Standard & Poors lo introdujo con un listado de 233 empresas, pero fue en 1957 cuando se llegó a componer el índice por 500 empresas.

El índice S&P 500 es un activo subyacente para el mercado de derivados y para el mercado de contado, especialmente, tiene gran importancia su futuro Financiero. Cualquier noticia económica de tipo macroeconómico como la publicación del Producto Interior Bruto (PIB), las reuniones del Comité de la Reserva Federal (FOMC) o la contratación de empleo no agrícola entre algunas de las variables, así como la situación microeconómica de cada una de las empresas, afecta directamente a la economía americana y al resto de economías mundiales.

Es, por tanto, el medidor más importante del pulso de la economía, por ello, es seguido por los gestores de carteras, traders, hedge funds, más importantes del mundo, con la finalidad de invertir y especular con su volatilidad y movimientos. Su volatilidad se mide a través del VIX, tomando como referencia la volatilidad implícita de ocho opciones Call y Put del S&P500. Si el VIX alcanza una cifra elevada, se corresponde con caídas del S&P500 y viceversa.

El Soporte es un indicador bursátil técnico de tipo chartista que muestra un zona de suelo en el precio de un activo financiero, es decir, zonas dónde el precio se encuentra sobrevendido y por tanto al bajar hasta ese nivel rebota hacia arriba. Lo contrario a la resistencia es la resistencia.

Los soportes se consideran una herramienta muy útil para ver si el precio es sobrevendido o no y, de este modo, analizar si el precio es «barato» en base a la situación de ese activo.

La teoría del análisis técnico nos dice que cuando los precios llegan a una zona de Soporte el inversor tiene que comprar ese activo financiero, ahora bien, para que un nivel se considere soporte tiene que haber una reacción de precios similar en el pasado dónde éstos hayan rebotado al alza y también debe acompañarse de un importante volumen de negociación de compra, ya que sin éste la fiabilidad del nivel de soporte no sería válida.

Del mismo modo, si una zona de precios considerada como soporte toca muchas veces en un corto período de tiempo, podemos considerar que no es válido, ya la probabilidad de que no funcione es mayor.

Existen inversores que buscan la ruptura de los soportes a la baja para introducir posiciones bajistas o alcistas, una vez han roto este nivel en un determinado porcentaje. Esta estrategia es muy agresiva y no es las más recomendable, si bien es cierto que la decisión de inversión recae en el propio inversor.

El spread es la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta de un activo financiero. Al precio de compra le llamaremos “Ask” y al precio de venta “Bid”.

La gran parte de los gráficos de Bolsa muestran solamente una parte de la horquilla de precios que generalmente suele ser el precio Bid. Por tanto, según el inversor compre (Posición larga) o venda (posición corta) una posición, tendrá que tener en cuenta el lado de la horquilla contrario para el cierre de esa posición.

Spread y costes de la operación

El spread es muy importante ya que incide en el coste de la operación, a mayor diferencia entre el precio de compra y el precio de venta mayor coste y menor liquidez del valor y, por tanto, mayor riesgo (entras en el mercado perdiendo el spread, y si es alto entras perdiendo más dinero). Por el contrario, cuando los spreads son estrechos habrá menos riesgo y mayor liquidez.

Hay que tener en cuenta que el spread es modificable por los Broker ya que éstos reciben los precios a través de los Liquidity Provider o proveedores de liquidez con un spread bajo y añaden un mark up o sobreprecio para generar negocio, cargándolo contra el cliente.

Por tanto, es un elemento muy importante a tener en cuenta, especialmente cuando se publica un dato macroeconómico de gran relevancia ya que la horquilla de precios de puede ampliar.

Stop loss, los novatos en el mundo del trading cuando dan con términos como este pueden llegar incluso a desistir en el mundo de la inversión. Para especificar, un stop loss es una orden automática que fija el usuario con su broker particular con el objeto de parar las pérdidas. Detener pérdidas, básicamente (“stop loss”, del inglés).

Es un método que se realiza para tener un bajo riesgo de pérdidas en bolsa y mantener siempre en todo momento la situación bajo control. Para situar el nivel de stop loss hay que ver lo que se está dispuesto a perder antes de tomar posiciones en el activo determinado en el que queramos entrar. Para ello también puede ser muy útil el análisis técnico y ver los soportes y resistencias en el gráfico. Pero una vez decidido la cifra que estamos dispuestos a perder, solo se trata de fijar un nivel de stop loss para paliar posibles pérdidas.

Una orden Stop profit (toma beneficios) es una orden bursátil cuya función es cerrar una operación si el precio del activo subyacente alcanza el valor marcado como objetivo en esa operación.

La razón por la que se utiliza el Stop profit es no dejar que un cambio repentino en el mercado deje sin beneficio al inversor o trader. Por ejemplo, si compramos una acción a 10 euros y queremos vender a 15 euros. Puede que la acción suba a 16 euros un día a una determinada hora y que horas después baje a 13 euros. El precio ha llegado al precio en el que queríamos vender, pero como no hemos estado todo el rato pendientes de la cotización, al final el precio se ha girado. Así pues, con una orden Stop profit nos podemos permitir no estar pendientes minuto a minuto del precio de un activo.

La tendencia bursátil es la trayectoria que siguen los precios. Ocurre cuando la cotización de un activo financiero tiende a continuar en la misma dirección, ya sea al alza, a la baja o de forma lateral. Es uno de los principios básicos del análisis técnico.

La definición de una tendencia bursátil en un activo depende de muchos factores intrínsecos y extrínsecos. Cada activo financiero tendrá unas variables que irán definiendo la tendencia en los precios de forma continuada en el corto, medio y largo plazo.

Tipos de tendencia

En cuanto al plazo de las tendencias podemos distinguir entre:

  • Tendencias a corto plazo: Pueden parecer insignificantes porque no afectan al largo plazo, pero existen tendencias que duran horas y días.
  • Tendencias de medio plazo: Pueden durar semanas o incluso meses y suelen ser correcciones de la tendencia a largo plazo, realizando el movimiento contrario.
  • Tendencia a largo plazo: Es la tendencia principal de un activo y puede durar años o incluso décadas.

El trading o especulación bursátil hace referencia al intercambio de instrumentos financieros entre inversores con el objetivo de maximizar su beneficio en un determinado periodo de tiempo.

Se asocia al intercambio de instrumentos financieros en el corto plazo entre los participantes del mercado, a través de herramientas de inversión que permiten la compra-venta de productos financieros tales como acciones, bonos, materias primas, divisas, derivados financieros, etc). El trading es un concepto que viene del inglés y significa comerciar.

A través de estos activos financieros, los agentes que participan en los mercados financieros, ya sean inversores particulares o instituciones, hacen trading. Es decir, buscan combinar diferentes estrategias, tales como la especulación o la cobertura de sus posiciones y la de los riesgos inherentes a las mismas, con la finalidad de ganar dinero.

Trailing stop, es una orden comercial donde el precio del stop-loss no se fija en una sola cantidad absoluta de euros/dólares, sino que se establece en un cierto porcentaje o cantidad en euros/dólares por debajo del  precio de mercado . Cuando el precio aumenta, arrastra el trailing stop junto con él. Luego, cuando el precio finalmente deja de subir, el nuevo precio de stop-loss permanece en el nivel al que fue arrastrado, protegiendo automáticamente la desventaja de un inversor, mientras bloquea las ganancias a medida que el precio alcanza nuevos máximos.

Traspaso entre fondos de inversión, operación que consiste en el reembolso de un fondo y la inmediata suscripción de otro, conservando la antigüedad de la primera inversión a efectos fiscales (lo que significa que las plusvalías no tributan mientras no se produzca el reembolso definitivo). También puede darse entre sociedades de inversión, o entre fondos y sociedades.

La volatilidad histórica permite hacer predicciones sobre la volatilidad a corto y medio plazo mediante inferencia estadística. 

En otras palabras, las volatilidades pasadas nos sirven de base para poder hacer una estimación y cuantificar las probabilidades de obtener una determinada volatilidad futura.

La famosa frase de “la historia se repite” es la principal razón por la cual utilizamos variables históricas, en este caso, la volatilidad, para hacer una previsión significativa a corto y medio plazo.

Matemáticamente, podemos entender la repetición del valor de una variable en distintos momentos del tiempo como la estacionalidad del valor. Si el valor esperado de la variable pasada sigue un proceso estacionario, significa que ese valor esperado será el mismo que el pasado. Es decir, el valor es constante, no tendencial y por lo tanto no cambia con el paso del tiempo.

Procedimiento
  1. Obtenemos los precios de cotización y calculamos las rentabilidades continuas y la volatilidad (desviación típica).
  2. Elegimos el horizonte temporal en el cual queremos hacer la estimación de volatilidad.
  3. Estimación por Mínimos Cuadrados Ordinarios y contraste de los resultados mediante contraste de hipótesis.

El volumen bursátil es el número de títulos o contratos que se negocian de un activo financiero en un mercado. 

l volumen de negociación nos dice si un activo es líquido o no, dado que a mayor volumen, mayor liquidez  y capitalización, siendo menor la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta, esto es, el spread.

Si multiplicamos el volumen diario por el precio promedio del activo en cuestión, podremos obtener una cantidad estimada del dinero que se movió para ese instrumento.

El volumen de negociación, es una herramienta de análisis bursátil que nos permite anticipar posibles fluctuaciones o cambios de tendencia según las subidas o bajadas en los precios de los activos que estemos negociando. En cualquier caso, el volumen tiene que ser acompañado de otros indicadores técnicos que nos permitan ver de una forma más clara la tendencia del mercado.

Es muy importante detectar en qué zona está el precio, si se encuentra sobrecomprado o sobrevendido, con la finalidad de que la interpretación que hagamos sobre el volumen sea más correcta. Además, hay que tener en cuenta las siguientes apreciaciones:

  • Volumen bajo en mercado alcista:Podemos estar ante una ralentización o finalización de tendencia y posterior cambio de dirección en los precios.
  • Volumen alto en mercado bajista: Puede ser una señal negativa en las siguientes sesiones con caídas prolongadas de precios en sus acciones.

ABRIR CUENTA

Si necesitas más información deja tus datos y contactaré contigo en breve.

.

Últimos artículos del blog